“La Pasión es energía. Siente el poder que emana de concentrarte en lo que te apasiona” – Oprah Winfrey”

 

Todo el mundo tiene una marca personal, pero la mayoría de la gente no es consciente de este hecho y no la gestionan de forma estratégica, coherente y efectiva. Deberías hacerte con el control de tu marca y del mensaje que envías y de cómo afecta a cómo te perciben los demás. Esto te ayudará a crecer activamente y a diferenciarte como profesional excepcional. Tu marca debería ser auténtica, lo que significa que siempre debería reflejar tu verdadera personalidad y se debería construir a partir de tus sueños, propósitos vitales, valores, singularidad, don, pasión, especialización, características y cosas que te gusta hacer. Si creas tu marca de esta forma orgánica, auténtica y holística, tu marca personal será distintiva, pertinente, significativa, inspiradora, convincente, duradera, nítida, persuasiva y memorable.

De esta manera se inicia Tu Marca Personal de Hubert Rampersad. En él el autor te enseña a gestionar tus ventajas competitivas para diferenciarte y consolidarte como marca a través de su modelo de branding personal. Para ello, capítulo a capítulo te muestra su modelo con ejemplos ilustrativos de cómo definir cada una de las siguientes etapas:

Cómo definir y formular tu ambición personal

En esta etapa se trata de que te identifiques a ti mismo y averigües cuáles son tus sueños, quién eres, qué representas, qué te hace único y especial, por qué eres diferente a los demás, cuáles son tus valores y cualidades, incorporando un ejercicio de respiración y silencio que se presenta en el mismo libro.

Cómo definir y formular tu marca personal

En esta segunda etapa se ocupa de definir y formular una identidad de marca personal sostenible, fuerte, auténtica y consecuente y memorable que esté en armonía con tu ambición personal. Esta etapa se inicia realizando previamente un análisis DAFO evaluándote a ti mismo con sinceridad. Definiendo tus objetivos de marca, tu especialización, tu ámbito, tu declaración de marca, tu historia de marca (técnica elevator pitch), tu logo y tu lema personal.

Cómo formular tu Cuadro de Mando Integral Personal

Una vez establecidas las etapas anteriores es el momento de elaborar un plan de ejecución que te acerque a tus objetivos y que debes implantar de acuerdo con el ciclo Planificar – Desplegar – Actuar – Desafiar. En esta etapa definirás tus factores de éxito, tus objetivos personales, tus medidas de rendimiento, tus metas personales y tus acciones de mejora.

¡Si te ha interesado este artículo déjanos tu comentario!

COMPRAR LIBRO